Noticias

NOTICIAS

 

Las ingenierías proponen incluir el “umbral de saciedad” en las licitaciones para poner límite a la escalada de bajas.
18-09-2019

Un tope por debajo del cual las ofertas, aunque bajen más el precio, no obtienen mayor puntuación en la valoración económica.

El Foro para la Ingeniería de Excelencia (FIDEX), que agrupa a las principales ingenierías españolas, propone a las administraciones públicas que incluyan en las licitaciones el llamado “umbral de saciedad”, es decir, un límite por debajo del cual las ofertas, aunque bajen más el precio, no obtienen mayor puntuación.

De esta forma, la propia Administración fijaría en el pliego ese porcentaje de baja a partir del cual el ofertante no recibiría más puntos en la valoración económica. En la práctica, la inclusión del umbral de saciedad supone poner suelo a las bajas de las ofertas en el nivel que la Administración considere adecuado a cada caso. Esto evita que la necesidad de contratar lleve a algunas empresas a ofertar precios que pongan en grave riesgo la calidad de los servicios. Al mismo tiempo, tampoco favorece a la propia Administración, para quien trabajar con compañías necesitadas de reducir costes supone un riesgo que está en su mano evitar.

Esta petición se sucede después de una reciente resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC), ante un recurso presentado por un concurso público en un ayuntamiento murciano. Esta resolución declara lícito este umbral siempre y cuando se trate de concursos en los que el precio no sea el único criterio de adjudicación.

Para FIDEX, este umbral de saciedad acercaría a España al escenario de contratación más idóneo, el que atiende fundamentalmente a la calidad técnica y no solo al precio, en línea las economías mundiales más avanzadas y las grandes instituciones internacionales, como la Comisión Europea, el Banco Mundial, los principales organismos multilaterales del mundo y las Agencias Europeas de Ayuda al Desarrollo. Aunque el cambio verdaderamente necesario para que España se coloque a la altura de todas ellas es que las administraciones públicas y sus entidades fijen el peso de los criterios de evaluación técnica en el 80%, frente al 51% actual, que es el mínimo que permite la actual Ley de Contratos del Sector Público. Esta Ley vino a cambiar unas reglas del juego en las contrataciones públicas donde hasta entonces se priorizaba enormemente el precio.

FIDEX recuerda que el umbral de saciedad no es una figura nueva en los pliegos de contratación pública, sino que algunas administraciones la utilizaban ya en la década del 2000, hasta que la Intervención General del Estado obligó a dejar de incluirla en los concursos, desencadenando en los años posteriores una escalada de bajas sin precedentes.

Así, en los últimos años, y antes de que entrara en vigor en marzo del año pasado la Ley de Contratos del Sector Público, era habitual que las entidades pertenecientes al Ministerio de Fomento adjudicaran contratos con bajas incluso de hasta el 65%.

Según el director general de FIDEX, Fernando Argüello, “el escenario idílico para el sector es que se contrate sólo por calidad técnica, a quien esté más capacitado técnicamente para desempeñar un servicio, no a quien lo haga más barato, y al precio establecido previamente por la Administración. Así se hace en países como Alemania o los Estados Unidos. No obstante, somos conscientes de que el precio debe de intervenir en las decisiones de adjudicación, y por eso proponemos un peso del 80% para la calidad técnica y un 20% para el precio, como hacen todos los organismos internacionales y la mayoría de las principales economías del mundo. El umbral de saciedad no sólo impide una escalada de bajas en las ofertas, sino que en la práctica reduce el riesgo de que las empresas ofrezcan precios que la Administración considere inadmisibles para mantener los estándares de calidad necesarios. Este es un camino para volver a hacer atractivo el mercado español, que actualmente representa menos del 10% del volumen de negocio de las principales ingenierías españolas”.

El Foro para la Ingeniería de Excelencia (FIDEX) agrupa a las principales y más internacionalizadas ingenierías de España, que emplean a más de 23.000 profesionales y facturan en conjunto más de 6.000 millones de euros al año, de los que el 95% procede de mercados exteriores. Además, esta actividad internacional supone las tres cuartas partes de todo el negocio del sector de la ingeniería civil española en el extranjero. El objetivo de FIDEX es alcanzar la máxima calidad en la planificación, proyecto, control de la ejecución, mantenimiento y explotación de las infraestructuras como la única vía para obtener la mejor relación calidad-precio y evitar posteriores sobrecostes y retrasos en los plazos de ejecución de las obras.

 

 

La Asociación

 

Contacto

FIDEX
C/ Jenner, nº 3, oficina 11.
28010 MADRID

info@fidex.es
Tlf: 910 232 856